Tiburones y humanos en armonía: Tecnología para facilitar la convivencia


© Steve Garner/Creative Commons
© Steve Garner/Creative Commons

La relación entre los tiburones y los seres humanos ha sido siempre conflictiva. Desde la ferocidad de su naturaleza hasta el descuido de surfistas o nadadores en el mar, el encuentro entre ambos seres vivos ha traído algunas consecuencias negativas tanto para una especie como la otra.

Temidos por una gran parte de la población, con un miedo también inspirado desde la creación de películas como Tiburón en 1975 o la cobertura excesiva de los medios sobre ataque esporádicos, lo cierto es que los tiburones no hacen más que responder a instintos naturales y pocas veces su objetivo es atacar al ser humano. Por el contrario, el hombre ha contribuido a la disminución de la población de tiburones con la pesca deportiva, las redes de contención o la extracción de sus aletas, dejándolos imposibilitados de nadar, desangrándose y provocando su posterior muerte.

“Los tiburones no están interesados en los humanos como presa. Los tiburones blancos de menos de tres metros (que tienen entre cuatro y cinco años de edad) se alimentan principalmente de peces. Luego cambian sus dientes y obtienen sus grandes dientes característicos que se adaptan para sus presas mamíferas marinas. Su dieta cambia de acuerdo a la estación, de peces a mamíferos. Los humanos no lucen como mamíferos marinos en el agua, pero los tiburones son curiosos por naturaleza, llevando a algunos encuentros negativos con humanos de vez en cuando”, explica Conrad Mattee, un investigador de la Universidad de Stellenbosch.

Con el fin de evitar estos encuentros, están surgiendo avances tecnológicos que hacen foco en los tiburones o en los hombres. A continuación, un recorrido por las novedades para la mejora de la relación entre ambas especies.

Algas magnéticas que ahuyentan tiburones

Científicos de la Universidad de Stellenbosch crearon una barrera para tiburones llamada Shark Safe, cuyo objetivo es mantener alejados a estos animales de lugares en los que abundan surfistas o bañistas, ofreciéndoles más tranquilidad.

© Marc Dalmulder/Creative Commons
© Marc Dalmulder/Creative Commons

Shark Safe se extiende como una barrera hecha de tuberías verticales cuya flexibilidad le otorga un parecido a algas flotando en el agua. Cada una de estas tuberías cuenta con un imán, que se induce a los animales a alejarse, entre ellos, a los tiburones.

Esta nueva forma de barrera se presenta como una excelente opción frente a las redes que suelen utilizarse y que a menudo capturan a otros animales como delfines y tortugas, provocándoles la muerte. La idea es que todas las especies se encuentren fuera de peligro.

“Sabemos que ciertos tipos de especies como el tiburón Zambezi encontrado en KwaZulu-Natal (Sudáfrica), son sensibles a campos magnéticos fuertes, mientras que a otras como el gran tiburón blanco en las aguas del Cabo no les gusta en absoluto. Hemos visto cómo los tiburones persiguen a focas y a éstas nadar dentro de las algas y cómo los tiburones han dado la vuelta cada vez, sin entrar en las áreas de algas”, dijeron sus creadores.

Actualmente, estas redes se están probando cerca de la isla de Dyer, frente a la costa de Gans Bay en Sudáfrica, país que se ha visto afectado por el ataque de tiburones blancos a turistas en los últimos años. Los investigadores planean terminar las pruebas en los próximos meses y luego hacer una presentación en Ciudad del Cabo.

Trajes que hacen ‘invisibles’ a los hombres

© SAMS/Difusión
© SAMS/Difusión

La compañía Shark Attack mitigation System (SAMS) desarrolló una nueva tecnología de disuasión de tiburones, aplicable a los trajes de buceo o surf, que reduce las probabilidades de ataques de tiburones. Este diseño también puede utilizarse sobre las tablas de surf, tanques de buceo, kayaks o cualquier otro producto que esté relacionado a las actividades acuáticas.

SAMS trabajó en conjunto a la Universidad del Oeste de Australia para encontrar una solución a los posibles ataques de tiburones y aumentar la protección de las personas. Para ello, los profesores Shau Collin y Nathan Hart estudiaron la visión de los tiburones durante varios años y llegaron a diversos descubrimientos científicos relacionados al sistema sensorial de los tiburones, incluyendo el hecho de que estos animales ven en blanco y negro. Con estos datos, se trabajó en el diseño de formas de disuasión.

El producto final es una tecnología que se aplica en trajes, tablas de surf o incluso la piel, que bien puede provocar que el tiburón no vea a la persona, o –si la ve- que no la tome como una amenaza o como una presa.

Además, la combinación de colores contrastantes con la forma y el tamaño de éstos, asegura un efecto óptimo en distintas profundidades y distancias.

Fuente: Animal Planet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s