Vuelven los tigres en algunas partes de Asia


National Geographic Channel

National Geographic Channel

Según los científicos, los gobiernos están tomando medidas para ayudar a los felinos.

Vuelven los tigres gracias a las iniciativas gubernamentales de India, Tailandia y Rusia.

Joe Walston, director ejecutivo de Asia Programs at the Wildlife Conservation Society (WCS), agradeció a los tres países las medidas tomadas para proteger las poblaciones de un animal que se encuentra en peligro de extinción en todo el mundo.

En la actualidad quedan seis subespecies de tigre en 13 países asiáticos, un hábitat que se ha visto reducido en un 93 por ciento.

«Hay una serie de factores necesarios para la vuelta de los tigres, pero no tendrían ningún éxito sin el compromiso de los gobiernos», afirma Walston.

Pasos hacia la conservación

Por ejemplo, en los parques nacionales indios de Nagarahole y Bandipur, una combinación de patrullas contra la caza furtiva, reubicación voluntaria de personas fuera de los hábitats de los tigres y vigilancia científica ha permitido la vuelta de los tigres hasta el punto de saturar ambos parques.

Según Walston, ha sido posible gracias al interés del estado indio de Karnataka por proteger estos animales.

En Rusia están elaborando una ley que convertirá el transporte, venta y posesión de animales en peligro de extinción en un delito, lo que pondría fin al vacío legal que en la actualidad permite a los cazadores alegar que encontraron los animales ya muertos.

El mismo país anunció recientemente la creación de un nuevo corredor para permitir el paso seguro de tigres, llamado Central Ussuri Wildlife Refuge, que permitiría conectar áreas de crías en Rusia y China.

Según Walston, esto «permitiría a los tigres moverse entre zonas para reproducirse y relacionarse, creando poblaciones más grandes, fuertes y sanas».

En Tailandia se han reforzado controles contra la caza furtiva en el Santuario de Fauna Huai Kha Khaeng. Ya en 2011 el gobierno detuvo una red de caza ilegal, y este año sus líderes han sido condenados a penas de hasta cinco años de prisión, las más severas en temas relacionados con la caza de la historia de Tailandia. Desde su detención no se han registrado incidentes de este tipo con tigres o elefantes en el parque.

«Tailandia tenía el año pasado un problema de caza ilegal, y en lugar de ignorarlo, el gobierno se enfrentó a él y contrató 60 nuevos guardas», añade Walston.

Recuperación de las poblaciones

Desgraciadamente, estos tres ejemplos son casos pocos comunes para una especie en peligro de extinción, cuyo número de ejemplares sigue rondando mínimos históricos en todo el mundo por la combinación de tres factores: la caza, la pérdida de presas y la destrucción del hábitat.
Según los conservacionistas, en la actualidad solamente existen 3.200 tigres en estado salvaje.

Para Walston, sin embargo, los éxitos cosechados en India, Tailandia y Rusia demuestran que los tigres no tienen por qué desaparecer, y espera que otros países sigan su ejemplo.

«No es una especie en evidente peligro, están volviendo en muchos sitios», insiste. Añade, además, que salvarlos tiene otras ventajas.

«Cuando nos esforzamos por proteger a los tigres, también protegemos otras muchas especies que pueden no ser tan emblemáticas, pero sí igualmente valiosas y que corren el mismo peligro», concluye.

Fuente: National Geographic España

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s